Técnicas de revisión documental

El proceso de revisión documental para la construcción de la fundamentación teórica suele ser laborioso y complicado, por ello es importante hacerlo de forma organizada.

La integración metodológica en las ciencias sociales, dificultades y posibilidades

Para trabajar es necesario hacerlo desde un modelo integrador

La pregunta de investigación

Una pregunta de investigación bien formulada garantiza buena parte de éxito del proceso investigativo

Cómo identificar los eventos de estudio en una investigación proyectiva

Una de los puntos que distinguen una investigación proyectiva de un proyecto especial es que los eventos de estudio están claramente identificados

Orientaciones para la construcción de instrumentos en investigación

Antes de seleccionar o construir el instrumento, el investigador debe haber cubierto una serie de condiciones previas. Aquí las encontrarás.

9/5/17

La documentación en el proceso de investigación: cómo parafrasear


Jacqueline Hurtado de Barrera

La paráfrasis en una herramienta fundamental cuando el investigador está desarrollando el proceso de documentación.

Parafrasear una idea muestra que el investigador ha comprendido lo que el autor ha querido decir, el significado del  texto, y que es capaz de expresarlo en sus propias palabras sin desvirtuarlo. Por eso, una característica de la paráfrasis es que se debe respetar y colocar la referencia del autor original, con la misma rigurosidad que en la cita textual, porque, al final, la idea es del autor que se está consultando y no del investigador. De lo contrario, el resultado podría llegar a ser un plagio.
Para hacer una buena paráfrasis es indispensable que una de las competencias del lector, sea una adecuada comprensión de la lectura. Para ello es necesario que pueda identificar quién habla, acerca de quién habla, qué dice, en que momento lo dice, y cómo se relaciona lo que dice con otros aspectos de la lectura. 

A pesar de la importancia de la paráfrasis, su uso también involucra algunos riesgos. Uno de ellos es la tergiversación de la información: convertir la idea en algo diferente a lo que el autor quiso expresar. Otro riesgo es la manipulación: acomodar la idea para que se ajuste a ciertas intencionalidades que no estaban contenidas en el texto original.  Un tercer riesgo es la adición de ideas  y significados que el autor original nunca contempló. El cuarto riesgo es la omisión, en la cual se coloca la idea incompleta, y por ende, se cambia también el significado original. Un quinto riesgo es la descontextualización, asignar un significado a la idea desligada del contexto y la situación en la cual esa idea se originó, o incluso, del modelo epistémico en el cual se enmarca.

Si el investigador quiere expresar una idea propia a partir de la idea del autor que está consultando, es necesario que se pueda percibir la diferencia entre lo que plantea cada quien. En este sentido, es muy importante distinguir la paráfrasis del análisis y de la opinión. En la paráfrasis se mantiene el sentido original de la idea del autor. En al análisis, el investigador, hace una crítica o hace una interpretación de lo que el autor original dice, con base en ciertos criterios, pero lo más importante es que hay un distanciamiento entre lo que dice el autor original y la interpretación que hace el investigador, de manera que quien lee el texto final es capaz de distinguir ambas cosas. La opinión por su parte, implica que el investigador asuma una postura de acuerdo o desacuerdo acerca de lo que el autor original dice y, en el mejor de los casos, que la justifique, pero no implica la existencia de un criterio de análisis. Cuando se emite una opinión acerca de una idea del autor original es también importante distanciarse, para que el lector final pueda distinguir entre la idea del autor original y la opinión del investigador.

Cuando se desarrolla el proceso de fichaje y registro de la información es muy importante dominar el arte de la paráfrasis.

En muchos casos no resulta conveniente colocar una cita textual, por un lado, porque el autor original puede manejar un estilo literario diferente al del investigador, y por otro lado, porque a veces la idea puede estar contenida en un párrafo complejo, donde hay otras ideas que no vienen al caso, o rodeado de ejemplos que no aportan nueva información. Además, es fundamental que, al tomar la idea, el investigador pueda parafrasear en función del lugar que esa idea va a ocupar en el texto de su investigación, de cómo la va a relacionar con otras ideas, y de la pertinencia con su evento de estudio.
Además, la forma como se parafrasea una idea, puede cambiar drásticamente la categoría que se le asigna a la idea para organizar el texto. La categoría debe estar en función del evento y lo tópicos fundamentales. El evento o el tópico pasan a ser el ente del cual se habla y el resto de la idea es lo que se dice y, aunque la idea del autor original se mantiene, el orden de los elementos cambia para dar mayor fuerza al contenido que el investigador desea enfatizar.

A continuación se muestran algunos ejemplos de paráfrasis en función del evento de estudio, o en función de alguno de los tópicos centrales de la investigación:

Idea textual
Evento de estudio, o tópico de la investigación
Paráfrasis
Categoría
Lahabal y León, 2001. La gestión del conocimiento “es el proceso constante de identificar, encontrar, clasificar, proyectar, presentar y usar de manera eficiente el conocimiento y la experiencia del negocio, acumulada en la organización para conseguir ventaja competitiva”
Gestión del conocimiento
Paráfrasis ajustada al evento gestión del conocimiento: Según Lahabal y León, (2001) la gestión del conocimiento puede definirse como un proceso permanente que implica la identificación, localización, clasificación, proyección, presentación y uso eficiente, tanto del conocimiento, como de la experiencia acumulada  en la organización, con el fin de obtener ventaja competitiva.
Gestión del conocimiento, definición
Competitividad
Paráfrasis ajustada al evento competitividad: Una forma de lograr que la organización adquiera ventajas competitivas es a través de la identificación, localización, clasificación, proyección, presentación y uso eficiente, tanto del conocimiento, como de la experiencia acumulada  en la organización, como procesos que, según Lahabal y León, (2001), forman parte de la gestión del conocimiento.
Competitividad, aspectos que la potencian, gestión del conocimiento
“La gestión del conocimiento supone una reflexión en correspondencia con la información asimilada”

Gestión del conocimiento
Paráfrasis ajustada al evento gestión del conocimiento: Para  Lahabal y León, (2001), uno de los requerimientos para que la gestión del conocimiento pueda desarrollarse es la reflexión acerca de la información asimilada
Gestión del conocimiento, requerimientos, reflexión
La reflexión en las organizaciones
Paráfrasis ajustada a la reflexión en las organizaciones: Uno de los aspectos que marca la importancia de la reflexión en las organizaciones es que, según Lahabal y León, (2001), reflexionar acerca de la información es un requerimiento para que puedan gestionar conocimiento.
Reflexión en las organizaciones, importancia

29/3/17

Cómo hacer ciencia más allá del llamado método científico

Jacqueline Hurtado de Barrera



Durante muchos años se ha considerado que el llamado método científico es la única y exclusiva forma de hacer ciencia. Particularmente, en los entornos académicos uno de los requisitos para considerar que una investigación es científicamente válida es el uso de este método. Sin embargo, si se hace una revisión exhaustiva de las investigaciones y los inventos que han tenido lugar a lo largo de la historia se verá que muchos de ellos no hubieran podido existir si sus investigadores hubiesen tenido que aplicar el llamado método científico.

En primer lugar hay que señalar que este método corresponde a un modelo epistémico llamado positivismo, y su nombre original es método hipotético deductivo. Es importante recordar que no es el único método para investigar, y que llamarlo método científico implica descalificar a los métodos de otros modelos epistémicos, como si no fuesen científicos. Existen modelos epistémicos como el estructuralismo, el pragmatismo, la fenomenología, entre otros, que también han diseñado sus propios métodos para investigar. Un ejemplo de esto es el método del estructuralismo, denominado análisis estructural. Otro ejemplo es el método del pragmatismo que se conoce como Investigación acción.
En segundo lugar, el método hipotético deductivo sólo permite hacer un tipo de investigación. Para el positivismo la investigación tiene como objetivo principal la verificación de hipótesis, por lo tanto, se centra específicamente en la investigación confirmatoria, y cualquier otro tipo de investigación no puede alcanzarse con el uso del método hipotético deductivo. 

Autores como Kerlinger, por ejemplo, coinciden en que las etapas del método hipotético deductivo son las siguientes: planteamiento del problema, formulación de la hipótesis, y desarrollo del experimento para verificar la hipótesis. 

La investigación del genoma humano no hubiera existido sise hubiera planteado
únicamentedesde el punto de vista del método hipotético deductivo.
 
Con respecto al planteamiento del problema, los positivistas definen problema científico –porque ellos lo distinguen de un problema cotidiano-, como una pregunta que plantea relación causa efecto y puede ser verificada a través de la experiencia, entiéndase por experiencia la experimentación. Esta condición excluye del campo de la investigación todas las preguntas que no involucren una relación causa-efecto. Preguntas como, por ejemplo “¿Cómo está conformado el genoma humano?, no implica una relación de causalidad y está dirigida, básicamente, a describir una condición. Por lo tanto, no podría considerarse desde el positivismo, un problema de investigación, sin embargo, es una de las investigaciones más valoradas de las últimas décadas, y en ella participaron más de 150 investigadores de todo el mundo y tardó 15 años en completarse.


Muchos de los conocimientos con los que contamos hoy en día fueron producto de investigaciones descriptivas, por ejemplo, la descripción de las órbitas de los astros y la caracterización de las especies que viven en el planeta. Otros tipos de investigación que quedarían excluidos del método hipotético deductivo por el hecho de no involucrar relaciones causa efecto, son las investigaciones analíticas, que se aplican con mucha frecuencia en filosofía, literatura, comunicación social, entre otros, y la investigación comparativa, que ha dado lugar a las ciencias comparadas, como la educación comparada y la psicología diferencial.

La segunda etapa del método hipotético deductivo consiste en formular una hipótesis. En el sentido más ortodoxo, los positivistas consideran que una hipótesis es una afirmación que plantea una posible relación causa-efecto, y también debe ser verificable a través de la experiencia. La hipótesis constituye una respuesta tentativa al problema. Pero la pregunta que podría hacerse un investigador es ¿cómo es posible tener una respuesta tentativa a un problema antes de que este haya sido investigado? En consecuencia, ¿cómo entonces se puede obtener una hipótesis?
El método hipotético deductivo debe su nombre, precisamente, a que la hipótesis se obtiene a través de un proceso deductivo que se deriva de una teoría previamente elaborada. La hipótesis asume una determinada causa que explica un cierto efecto, y ese supuesto se deriva de una teoría preexistente, por eso el esquema inicial de presentación de una investigación dentro del positivismo involucra desarrollar un capitulo donde se plantea el problema, inmediatamente un segundo capítulo que contiene un marco teórico con las teorías existentes, y un tercer capítulo de carácter metodológico donde estaba contenida la hipótesis. 

Si la hipótesis se deriva de una teoría que ya existe, ¿cómo se creó o de dónde surgió esa teoría? Esa teoría no pudo haber sido desarrollada a través del llamado método científico, porque este requiere que la teoría ya exista. La forma como está diseñado el método requiere que ya exista una teoría y no permite crear teorías nuevas. Pero, si se asume que el método hipotético deductivo es el único método científico entonces las teorías de las cuales se derivan todas las hipótesis no podrían considerarse “científicas”. Todo esto lleva a concluir que el método hipotético deductivo es útil para verificar las teorías que ya existen, pero que no permite construir nuevas teorías. 

El tercer paso del llamado método científico es la verificación de la hipótesis a través de la experimentación, aunque más recientemente se han aceptado otras formas de verificación que no involucran el experimento, a través de los llamados diseños expostfacto. Al concluir con la verificación se concreta la investigación confirmatoria que es el único tipo de investigación que admite este método. Con esto también quedarían excluidas del ámbito de la ciencia investigaciones que aunque plantean relación causa efecto no son confirmatorias. Por ejemplo, la investigación explicativa, que se encarga de generar las teorías, la predictiva, que se ocupa de anticipar los escenarios futuros (como los estudios acerca del calentamiento global), la proyectiva que se encarga de inventos, innovación y tecnología (como los diseños de robótica y el desarrollo de software), la investigación interactiva, dentro de la cual se ubica la investigación acción, y la investigación evaluativa, que se ocupa de la evaluación de propuestas y programas.
Particularmente en el caso de la investigación explicativa las limitaciones que ha impuesto el uso del llamado método científico han coartado la posibilidad de generación de teorías en los contextos educativos. La exigencia que, desde un primer momento, se le hace a muchos estudiantes tanto de pregrado como de postgrado, de utilizar el método hipotético deductivo y de limitarse a las teorías ya existentes, ha disminuido la capacidad de teorización, particularmente en los países latinoamericanos.
La posibilidad de hacer una investigación explicativa es real, lo único que se requiere es conocer los procesos involucrados en ese tipo de investigación; no se necesita ser un genio, un ser especial o un extraterrestre para generar una teoría propia acerca de algún evento. Piaget generó una teoría sólo al observar a sus tres hijos. Freud generó una teoría sólo entrevistando pacientes con traumas producto de la guerra. 

¿Cómo es posible que en la sociedad del siglo XXI, una sociedad al borde de la singularidad, se le diga a los  jóvenes que no pueden pensar con autonomía, expresar sus propias ideas y –mucho menos- crear teorías? No se puede enseñar a hacer ciencia si no se tiene fe en que se puede crear conocimiento nuevo. No se puede motivar a los estudiantes a que sean creativos si se les obliga permanentemente a repetir y se les penaliza por pensar. Es necesario comenzar por cambiar la visión reduccionista de la ciencia para dar lugar a una visión integradora.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Has llegado a este blog buscando sobre Metodología, Metodología de la investigación, holística, sintagma, investigación sintagmática, sintagmático, comprensión holística, epistemología, objetivos en investigación, diseño de investigación, proyecto de investigación, pregunta de investigación, líneas de investigación, investigación proyectiva, tipos de investigación, tesis, Jacqueline Hurtado.